jueves, 12 de marzo de 2020

YoMeQuedoEnCasa





Hasta que la situación lo permita, Fisioguara permanecerá cerrado y se suspenden tanto las clases en grupo como las consultas individuales.

Muchas gracias por vuestra comprensión y apoyo.

En estos mo entos es reslonsabilidad de todos velar por la salud comunitaria y hacer todo lo que esté en nuestras manos para disminuir al máximo los riesgos.

En cuanto la situación lo permita reanudaremos la actividad. 
Podéis contactar con nosotros por cualquied duda en el teléfono 606181560 o enviando un correo electrónico a fisioguara@gmail.com

Ánimo a todos y hasta pronto!

#yomequedoencasa #frenarlacurva #comportamientoresponsable #quédateencasa #yoentroencasa #todosaldrábien #fisioterapiahuesca #fisioterapeutahuesca

domingo, 8 de marzo de 2020

¿vértigo o mareo?





Son parecidos pero no son lo mismo.

Ambos son realmente incómodos y pueden generar incapacidad funcional, pero hay ligeras diferencias entre uno y otro.








El VÉRTIGO es la ilusión rotatoria de movimiento de uno mismo o de los objetos que nos rodean.
Por ejemplo, cuando doy vueltas sobre mí mismo y luego paro en seco, esa sensación de que todo gira sería un vértigo.

El MAREO, también llamado inestabilidad o dizziness no tiene ilusión rotatoria de movimiento, pero sí sensación subjetiva de alteración de la orientación espacial
Por ejemplo, si al caminar noto como si el suelo estuviera blando y me hundiera en él. Suele notarse también aturdimiento, debilidad, confusión, visión nublada o sensación de cabeza hueca.

Aún hay otro concepto más: el DESEQUILIBRIO. 
Tanto el vértigo como el mareo son construcciones corticales del paciente, es decir, mi sistema recibe una información y la interpreta, y lo que yo noto (vértigo o mareo) es la interpretación de mi cerebro que se hace consciente.
En cambio el desequilibrio es lo que un observador externo puede objetivar
Por ejemplo: yo puedo tener la sensación de que me estoy inclinando hacia la derecha pero la persona que me está mirando ve que estoy recto. Si la persona que me está mirando también ve que me estoy inclinando hacia la derecha: realmente hay un desequilibrio. 

Tanto el vértigo como el mareo pueden estar acompañados de "cortejo vegetativo": náuseas, vómitos, taquicardia o sudoración, entre otros. 

Entonces... si estoy inestable y tengo náuseas ¿cómo puedo distinguir si es un vértigo o un mareo? 
En un vértigo las cosas giran pero en un mareo no. 

Puede ser útil hacernos esta pregunta: 
   -¿estoy en un tiovivo? ¿las paredes giran?: estoy sufriendo un episodio de vértigo
   -¿estoy en un barco?: estoy sufriendo un mareo

Hay una situación en la que puedo experimentar tanto vértigo como mareo: si me paso con la ingesta de alcohol. Si al salir del bar camino inestable hablamos de mareo, y cuando luego llego a casa y me ha vueltas la habitación es un vértigo.



domingo, 19 de enero de 2020

El mindfulness aumenta las defensas



Nos enorgullece compartir un artículo derivado de la investigación de nuestro amigo Miguel Bellosta Batalla, en el que tras un programa de 8 sesiones de mindfulness se objetivó un aumento en saliva los niveles de inmunoglobilina A y un descenso en los niveles de cortisol.

El cuerpo humano segrega cortisol como respuesta al estrés. Esta respuesta, si se da de manera puntual y controlada es necesaria porque prepara al cuerpo para hacer frente a una situación de emergencia, pero si el estado de estrés es continuado y esta segregación de cortisol se mantiene en el tiempo, aumenta el riesgo de enfermedades cardiovascualres, disfuncion sexual, alteraciones en el crecimiento y el desasrrollo e inhibición del sistema inmune, entre otras consecuencias.

La inmunoglogulina A (IgA) es el anticuerpo más abundante del sistema gastrointestinal y respiratorio. Es un componente importante de nuestro sistema inmune que se encarga de combatir las infecciones, de modo que si los niveles de IgA bajan, nuestra susceptibilidad a infecciones aumenta. 
Inversamente a lo que ocurre con el cortisol, tras periodos prolongados de estrés, la concentración de estas células inmunológicas disminuye.

Existe por tanto una estrecha relación entre el estado emocional y la salud general del individuo, y esta relación está mediada por la respuesta biológica al estrés y la funcionalidad del sistema inmune.

Tan importante relación requiere una actuación precisa, bien dirigida y llevada a cabo por profesionales cualificados. Por eso en Fisioguara os proponemos un TALLER GRUPAL DE MINDFULNESS dirigido por Esther López, licenciada en Psicología y directora de Adenio Psicología, que comienza en febrero. Hay un grupo los lunes a las 10:45h. y otro los martes a las 14:45h. Quedan pocas plazas, llámanos y te informaremos.

Os dejamos el enlace del artículo de investigación para que le echéis un vistazo:




viernes, 13 de diciembre de 2019

Taller "Momentos de serenidad"


En la actualidad, casi todo el mundo está expuesto al estrés, pero no todas las personas se toman el tiempo necesario para relajarse. Esa tensión constante, acaba afectándonos física y emocionalmente. De ahí surge la idea, desde Fisioguara y Adenio Psicología, os proponemos un taller en el que la persona aprenda a recuperar el equilibrio físico y psicológico.



OBJETIVO DEL TALLER:

En este curso conocerá nuevas posibilidades de aprender a relajarse y manejar el estrés. Se tratará no sólo de cómo afrontar mejor las situaciones de estrés en concreto, sino también de cómo mantener o recuperar el equilibrio interior en medio del ajetreo cotidiano. Aprenderá diferentes métodos de relajación, técnicas cognitivas, ejercicios de inteligencia emocional….con el objetivo de  enseñarle a que aprenda a sentir mejor. ¡Descubra cómo sería vivir más relajado!

A QUIÉN VA DIRIGIDO: a toda persona que quiera:

Conseguir la relajación física y mental
Conocer estrategias para reducir el estrés
Reducir los síntomas como dolor de espalda, contracturas, tensión alta, trastornos del sueño, trastornos alimentarios, ansiedad….
Interés por conocer diferentes métodos de relajación
Desarrollar estrategias para comunicarse de manera más relajada y sin estrés

METODOLOGÍA: cada módulo consta de 4 sesiones (1 por semana) en las alternaremos partes teóricas y partes prácticas. 

PROGRAMA:

Módulo 1. (febrero)
Vivir Atento (Atención Plena – Presente)
Liberarse de la tensión. Relajación. La Respiración nuestra aliada

Módulo 2. (marzo)
Desarrollar nuestra imaginación. La Visualización
Aprender a Pensar – Sentir – Actuar de forma psicológicamente sana

Módulo 3. (abril)
Comunicarse de forma relajada y asertiva
Las posibilidades de la meditación

La programación completa son 12 sesiones de 1 hora cada una, con un precio de 40 euros mensuales.

INICIO EN FEBRERO 2020. Los grupos son reducidos, RESERVA ya TU PLAZA!!!!!



Información e Inscripciones en Fisioguara

martes, 3 de diciembre de 2019

Fisiocrucigrama: huesos únicos

En nuestro cuerpo hay huesos que están duplicados, como el fémur que tenemos uno en cada pierna, o metacarpianos que hay 5 en cada mano, pero hay otros huesos que no están repetidos. 

Hoy os proponemos encontrar alguno de esos huesos únicos.


sábado, 16 de noviembre de 2019

Contracción muscular






                                                                                                                                                                                                                                             
Nos situamos: tenemos un músculo al que llega una terminación nerviosa: 
a esa zona la llamamos placa motora.










 La fibra muscular está rodeada por una membrana que tiene un potencial eléctrico determinado.
En esa membrana hay unos canales que se abren y se cierran cuando cambia el potencial eléctrico de la misma.
Dentro de la fibra muscular hay un "almacén" de calcio, que se llama retículo sarcoplásmico.
Además, dentro de la fibra muscular hay fibrillas de actina y miosina, que están dispuestas de tal manera que el deslizamiento de una sobre otra hace que el músculo se contraiga. Para que la actina y la miosina puedan deslizarse necesitan calcio y una molécula de energía llamada ATP.


A grandes rasgos: cuando queremos contraer un músculo, el nervio envía una señal eléctrica y libera acetilcolina (Ach), que al llegar a la membrana de la fibra muscular le cambia el potencial eléctrico: la despolariza.


Esa despolarización provoca dos cosas:
     -que el retículo sarcoplásmico libere calcio  
       dentro de la fibra muscular
     -que se abran los canales de la membrana 
       para que entre calcio
y es ese calcio el que hace que el músculo se contraiga. ¿Cómo? El calcio se une a una proteína que hay encima de la actina y permite que la actina y la miosina se deslicen entre sí: el músculo se ha contraído.
















lunes, 21 de octubre de 2019

Disco intervetebral

Os enseñamos uno de los elementos que podéis encontrar en nuestra "estantería de anatomía": el disco intervertebral.

Como os adelantábamos en facebook, hemos creado un espacio donde podéis ver, tocar e investigar acerca de varias estructuras anatómicas.







Hoy os presentamos dos vértebras con su disco intervertebral, la médula espinal y las raíces nerviosas que salen a ambos lados.

El disco intervertebral es una sustancia gelatinosa rodeada por un anillo fibroso que sirve para amortiguar las fuerzas de presión que se ejercen sobre la columna. 

Si presionas suavemente una vértebra contra la otra verás cómo el disco se deforma. Esto ocurre en cualquiera de las direcciones y permite que nuestra columna no se comporte como un palo rígido sino como una estructura flexible que puede realizar los movimientos que necesita hacer nuestro cuerpo en el día a día. 



Si presionas con más fuerza verás que el disco se deforma hacia afuera, incluso si el anillo fibroso que lo protege se rompiera llegaría a salirse. 
Estaríamos ante una protusión (si se abomba) o una hernia discal (si se sale). Esto puede ocurrir si en lugar de inclinarnos o flexionarnos de forma saludable ejercemos una presión constante sobre las vértebras, por ejemplo si permanecemos muchas horas al día sentados con las lumbares abombadas hacia atrás o si siempre cogemos los pesos en mala posición de las lumbares. Esa presión constante acaba dañando el disco y puede derivar en una protusión o hernia, que si llega a tocar la raíz del nervio provocará dolor, hormigueo o incluso pérdida de fuerza en los brazos (si el problema está en las vértebras cervicales) o las piernas (si está en las lumbares).

Recuerda: el movimiento es necesario pero hay que hacerlo bien.