lunes, 16 de julio de 2018

miércoles, 4 de julio de 2018

Trabajando el core en verano





El verano invita a hacer más actividades al aire libre, y una de ellas muy buena para trabajar el CORE y la propiocepción es la cinta plana o slackline.


No cabe duda de que el equilibrio es fundamental en este deporte. Para conseguir un buen apoyo necesitamos prestar mucha atención a la sensibilidad de nuestros pies. La sensación del tacto de la cinta en la planta del pie y el juego rápido y preciso de tobillo, rodilla y cadera nos obligan a trabajar de forma muy intensa la propiocepción.

Y para mantener el equilibrio, además de fuerza en las piernas necesitamos un perfecto control de las estructuras que conforman el CORE. La musculatura abdominal (fundamentalmente el transverso del abdomen), el sostén que nos proporciona el suelo pélvico, la musculatura pequeña que aporta control a las lumbares, y el glúteo medio como estabilizador de cadera  (un buen glúteo... ¡es imprescindible!) deben trabajar de manera eficiente para mantener la postura erguida y estabilizar el tronco para permitir el movimiento preciso de las piernas y mantener el equilibrio.

Así pues, el slackline es un ejercicio perfecto para entrenar de forma divertida el CORE y la propiocepción.


domingo, 17 de junio de 2018

Fisio-crucigrama

¿Sabes identificar estas 7 estructuras anatómicas? 
¡Nuestr@s alumn@s de Espalda Sana lo han superado con un 10!   

 

                                                                                                                                                                                                                                                                            



miércoles, 23 de mayo de 2018

Autoliberación del diafragma



El diafragma es el músculo de la respiración más importante, pero además el diafragma tiene una función fundamental en el control de las presiones intraabdominales y en la postura. 

Si el diafragma no está lo suficientemente elástico para poder contraerse y relajarse de forma efectiva podemos tener problemas respiratorios como disnea, fatiga y disminución del rendimiento deportivo, además de alteraciones posturales como aumento de la lordosis lumbar, proyección de la cabeza hacia delante y dolor de cuello y espalda entre otras.  

Una buena movilidad del diafragma es pues fundamental para la salud. El estrés y la ansiedad hacen que respiremos de manera más superficial, con lo que el diafragma no puede hacer su movimiento completo de contracción y relajación y termina bloqueándose, provocando las alteraciones que comentábamos anteriormente.

En este vídeo os mostramos un ejercicio muy sencillo de autoliberación del diafragma a nivel fascial. Es una técnica muy eficaz que os llevará muy poco tiempo realizar y con la que conseguiréis mejorar de manera muy significativa la movilidad de vuestro diafragma. Se trata de una maniobra un poco molesta, especialmente en el lado derecho debido a la presencia del hígado, pero tras realizarla podréis notar cómo vuestra respiración es más amplia y fluida y notaréis una liberación de toda la zona torácica baja y abdominal alta. ¡a practicar!



martes, 8 de mayo de 2018

Hipopresivos y diatermia



En Fisioguara utilizamos la tecnología más eficiente para mejorar tu salud.

Aquí tenemos un ejemplo usando el equipo de diatermia Fisiowarm mientras realizamos una sesión de hipopresivos. 

Los ejercicios hipopresivos son tremendamente efectivos en el campo del suelo pélvico, la reeducación de la postura y las mejoras en el rendimiento respiratorio, deportivo y función sexual.

Usando diatermia a la vez que realizamos el ejercicio conseguimos potenciar los efectos del mismo, y como sus electrodos fijos permiten que el fisioterapeuta no se vea obligado a usar sus manos para manejarlos, podemos poner todo nuestro esfuerzo en corregir la posición del paciente y darle la información propioceptiva necesaria para que realice bien el ejercicio.

Complementando el ejercicio terapéutico con la diatermia conseguimos unos efectos más rápidos y más potentes en la rehabilitación.



martes, 24 de abril de 2018

Observa tu postura


La forma en que manejamos nuestro cuerpo influye en nuestra salud, por eso resulta interesante pararnos a observar cuál es nuestra postura mientras estamos de pie, sentados, trabajando o realizando las tareas del hogar.
Pongamos un ejemplo: una posición adelantada de la cabeza con la mirada siempre hacia abajo hace que los músculos de la nuca estén sobreestirados y los músculos de la parte anterior del cuello se acorten, dando lugar a dolores de cabeza y cuello. Además, ese peso extra de nuestra cabeza hacia delante arrastra a los hombros, que también se enrollarán hacia delante acortando la musculatura pectoral y provocando un aumento de la cifosis dorsal (aparecerá la “chepa”), y como las curvas se compensan, el exceso de curva dorsal obliga a las lumbares a curvarse también y se meten hacia dentro provocando hiperlordosis… de esta manera, una mala posición de la cabeza va provocando compensaciones que se transmiten a lo largo de toda la columna, y todos estos cambios en nuestra estructura se traducen en dolores y posibles focos de futuras patologías.
En Fisioguara estudiamos tu postura, te ayudamos a que tú mismo sepas reconocer cómo tienes posicionado el cuerpo y te enseñamos ejercicios para contrarrestar esas compensaciones y conseguir una buena postura.