martes, 24 de abril de 2018

Observa tu postura


La forma en que manejamos nuestro cuerpo influye en nuestra salud, por eso resulta interesante pararnos a observar cuál es nuestra postura mientras estamos de pie, sentados, trabajando o realizando las tareas del hogar.
Pongamos un ejemplo: una posición adelantada de la cabeza con la mirada siempre hacia abajo hace que los músculos de la nuca estén sobreestirados y los músculos de la parte anterior del cuello se acorten, dando lugar a dolores de cabeza y cuello. Además, ese peso extra de nuestra cabeza hacia delante arrastra a los hombros, que también se enrollarán hacia delante acortando la musculatura pectoral y provocando un aumento de la cifosis dorsal (aparecerá la “chepa”), y como las curvas se compensan, el exceso de curva dorsal obliga a las lumbares a curvarse también y se meten hacia dentro provocando hiperlordosis… de esta manera, una mala posición de la cabeza va provocando compensaciones que se transmiten a lo largo de toda la columna, y todos estos cambios en nuestra estructura se traducen en dolores y posibles focos de futuras patologías.
En Fisioguara estudiamos tu postura, te ayudamos a que tú mismo sepas reconocer cómo tienes posicionado el cuerpo y te enseñamos ejercicios para contrarrestar esas compensaciones y conseguir una buena postura.




No hay comentarios:

Publicar un comentario